jueves, 24 de diciembre de 2009

Abrumado...

Empiezo pidiendo disculpas por no haber respondido todos lo comentarios hechos en mis post anteriores, al mismo tiempo les agradezco leer mis "posts" (aunque haya unos menos interesantes que otros).

El sábado 12 de Enero Diciembre, llegamos a México. De verdad que se siente muy chido pisar de nuevo tu tierra, la nostalgia y la necesidad de ver a los tuyos hace que pases por alto un buen de cosas y malos ratos que suceden durante el viaje.

Hablando del viaje fue toda una odisea. Salimos 10am ET y llegamos a nuestro destino final a las 12am ET. Creo que no volveré a escoger vuelos con conexión al menos que sea absolutamente necesario o hasta que mi hija (la menor) ya pueda caminar.

De entrada llevamos 3 maletas de 25 kilos cada una, y como 4 maletas de mano entre pañalera, las laptops y ropa que nos hicieron sacar de las otras 3 para que pesaran exactamente 25 kilos. A eso hay que sumar la carriola.

Solo con imaginar las primeras horas del viaje me da flojerita. Llegamos al aeropuerto, nos formamos en la fila para el check-in y de inmediato se acercaron dos tipos, empleados de la aerolínea, para preguntarnos si estábamos seguros de que nuestras maletas pesaban 50 libras. Total que salimos de la línea y fuimos a pesar nuestras 3 maletotas, 2 de ellas pasaron la prueba sin problema pero la otra esta gordita como por 9 libras. Y ahí nos tenían metiendo y sacando ropa, en ese momento me di cuenta cuanto podía pesar un par de jeans. Después de unos 15 minutos logramos que todas dieran el peso deseado y de vuelta formarse.

Yo, totalmente, confiado en la tecnología no imprimí los “ids” de confirmación de vuelo. Me decía, para qué? Si estamos en la era de las computadoras, ellos ya tienen toda esa información guardada y me confié más porque unos días antes llame a la aerolínea y me dijeron que todo estaba en regla. Pero al parecer la ley de Murphy me acompaña este mes (al menos fue más evidente este mes que el resto de mi vida), y la empleada de Delta se quejo amargamente de Aeroméxico (porque el vuelo era de Aeroméxico operado por Delta), que si no les pagaban a tiempo los vuelos, que si les daban mal la información, en fin que estuvimos como media hora más para que nos dieran los mendigos pases de abordar.

Ya con el equipaje documentado y con los pases de abordar nos fuimos a la inspección hecha por el TSA, de entrada nos dijeron que tal vez no nos dejarían pasar con la carriola (yo estaba tan harto que me valía si la tenía que dejar ahí tirada). Nos toco una damita con cara de general, reviso primero el pase de mi esposa y de mi hija (la más peque); con cara de pocos amigos nos dijo que teníamos que regresar a que nos re-imprimieran el pase pues no tenía la leyenda de "infant in arms" (o algo así) y pues ni modos de regreso con todas nuestras chivas. Otros 15 minutos y ya teníamos el pase de abordar corregido; y ahí vamos de regreso, esta vez nos toco un abuelo buena onda, como vio que habíamos pasado antes nos dejo cortar la línea, reviso nuestros papeles y nos dejo pasar sin mayor problema.

Siguiente obstáculo, la maldita banda, quítate chamarra, suéter, zapatos, ayuda a tu hija, la carriola, las laptops, las bolsas, todo en menos de 15 minutos! Pasa la banda y luego hacer lo mismo pero al revés. Tuvimos mucha suerte en no perder algo, con las prisas y el desmadre era altamente probable que algo se nos quedara por ahí tirado, pero afortunadamente pasamos sin mayor problema.

Pasamos a cambiar un poco de dlls a pesos, no fue mucho, no me acuerdo de la cantidad exacta; de lo único que me acuerdo es que la señorita de la ventanilla me había dado dinero de mas y yo sin querer hacer cuentas exactas note que algo no cuadraba, solo me limite a preguntar en cuanto estaba el tipo de cambio y ahí fue cuando ella noto que me había dado como 50% más de lo que debería, total que me pidió amablemente que le devolviera el dinero me quito lo que sobraba y me pidió disculpas, para esto Sra. Buha ya estaba enojada, un poco por todo el relajo y otro tanto porque ya el vuelo salía en menos de una hora y faltaba un tanto por caminar.

Ya en el avión descansamos un poco, la beba se porto bien y la buhita solo lloro un poco cuando el avión estaba a punto de descender, el cambio de presión le estaba provocando un dolor en el oído, al parecer no fue la única; una nena de su misma edad también rompió en llanto casi al mismo tiempo.

Hicimos escala en Cancún, el aeropuerto esta pequeño y si tiene aire acondicionado creo que no estaba funcionando, nos dimos cuenta pues íbamos con ropa térmica y al bajar sentimos el fogonazo. Lo único verdaderamente chido fue la aduana, definitivamente es una experiencia mucho menos traumática que la del DF, menos preguntas y mucho mas ágil.

A pesar de nuestros esfuerzos por abordar nuestro vuelo perdimos la conexión! En ese momento pensé que terminaría pagando otros 5mil/10 mil por otros boletos. Total que nos dijeron que no habría problema que nos podíamos ir en el siguiente sin pagar nada extra, fiuu!!. Para eso nos pidieron los pases de abordar y el de la beba estaba pegado con el de Sra. Buha; la persona que nos atendió no se dio cuenta de eso y los despego rompiendo el pase de abordar mi esposa, para luego preguntar por el pase de abordar que acababa de romper - le dije que se había equivocado y le hice ver que había cometido un error, tuvo que recoger el boleto de la basura para confirmar!-

Si una viejita se pusiera a vender refrescos y botanas afuera del aeropuerto quebraría a todos los negocios que están dentro de él; miren que pagar 150 pesos por unas papas, un refresco y un bote con agua; no se me hace menos que un atraco, ya ni en NY. En fin, la sed y el hambre pudieron más.

Aquí el vuelo fue más rápido y debido a que ya veníamos cansados pues dormimos casi todo el trayecto y las nenas no dieron nada de lata. La Sra. Buha y yo platicamos un rato y acordamos en no hacer un transbordo nunca más y la vez nos alegramos de que el vuelo de regreso fuese directo.

El único pero que podría poner es que nos dijeron que nuestro equipaje saldría por una banda y salió por otra, me di cuenta a tiempo porque vi pasar a otro pasajero con sus maletas. Así que fui a la banda donde él recogió su equipaje y en efecto ahí estaba el mío dando de vueltas, lo tome, lo puse en un carrito y espere por las buhitas que habían entrado al tocador. Bueno en el inter, le avise a todos los demás pasajeros que su equipaje podría estar en la otra banda, mientras el personal del aeropuerto bien gracias solo riéndose y echando relajo.

Ya casi eran las 10 de la noche en México cuando por fin vimos a nuestra familia, mi mama esperando con un globo de Hanna Montana a mi hija, mi hermana, mi hermano y su esposa y mi suegra. No salieron lagrimas, pero si un fuerte abrazo y una gran alegría. Bien dicen que uno no sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido (bueno en este caso, no los perdí, pero tenía un buen de tiempo sin verlos).

También encontré a Dulce y a su familia, una buena amiga del trabajo, platicamos un rato y nos acompañó hasta la camioneta que nos llevaría a Puebla. Sorprendentemente el camino estaba bastante despejado, lo único que note fue que me desacostumbre a como se maneja en México y un par de veces llegue a pensar que chocaríamos o de plano sentí vértigo.

Si bien el trayecto no fue placentero al menos valió la pena, y lo volvería pasar cualquier otra vez solo por el hecho de ver a la familia.

Saludos,
El Buho

7 comentarios:

Moctezuma dijo...

Como que el 12 de enero llegaron a Mexico? me imagino que es el 12 de diciembre jeje.

Yo a veces tbm me canso de las conexiones y pasar los puntos de seguridad, llegar al aeropuerto, dejar carro, etc... de hecho eso que comentas cuanto hay que quitarte los zapatos, metales, sacar laptops, etc... mientras vas caminando y no quieres estorbar es ya como un deporte jaja.

Saludos!

Buho Buscador dijo...

Ya ves! Por eso son buenas las revisiones de codigo :D

Si deberia haber un espacio en el record guiness para ver quien lo hace mejor y en menos tiempo.

ricardo dijo...

El estar con la familia hace que todo valga la pena :)

Igual y yendo de short, playera y chanclas -sin laptop por supuesto- pasas pronto por los puntos de revisión :P

Pata de Perro dijo...

Tómalo por el lado amable: al menos tu conexion es en Mexico y no haces viaje trasatlantico.

Por otra parte te compadezco, se lo que es viajar con bebé y equipaje y demás.

Anónimo dijo...

Año nuevo, imagen del blog nueva.

Que tal, primero que nada felices fiestas y que el 2010 sea un año lleno de salud y mucho trabajo (con su correspondiente pago jejej).

Como decía, año nuevo, imagen nueva, creo que esta plantilla estaría adhoc para tu blog.

http://btemplates.com/2009/12/11/sentry-owl/

Saludos!

ray_iceman dijo...

Y prepárense para su regreso que esta vez si les vana revisar hasta las amigdalas :P

Saludos

Buho Buscador dijo...

No se si fue porque ya iba preparado mentalmente, pero el regreso fue menos doloroso. En Mexico estuvo dos o tres, estuvo un poco mas pesado en US (nos revisaron al bajar del avion).