lunes, 3 de septiembre de 2012

Empezando a correr...


Hace varios meses decidí empezar a correr, un poco empujado por querer bajar de peso y otro tanto por querer ser más competitivo en los partidos de futbol.

Me acuerdo cuando no me gustaba correr, pues se me hacía aburrido y debo admitir que me daba flojera, pero en aquellos años tenía más tiempo libre y me la pasaba jugando futbol cada que podía, lo que de alguna manera me mantenía en cierto nivel.

Pero debido a la familia y al trabajo deje de jugar, por lo cual empecé a ganar peso rápidamente, di un brinco de algunas tallas. Esporádicamente jugaba algún partido, pero no fue lo mismo me descuide por bastante tiempo y no me había dado cuenta en el estado físico en el que andaba.

Después un amigo de la oficina me invito a jugar en un equipo, ahí fue cuando me di cuenta que físicamente estaba por los suelos. La frustración fue grande, porque siempre me caracterice por ser muy rápido pero ahora no podía ni con mi alma.

Entonces decidí volver al gimnasio, tuve la suerte de vivir en un complejo de apartamentos con gimnasio incluido con la renta, así que al menos 3 veces a la semana me paraba por ahí. Para calentar siempre trataba de correr al menos 15 minutos, aunque los primeros meses mas bien era caminar, ya luego hacia alguna rutina de pesas (espalda, pecho, brazo o pierna).

Poco a poco fui ganando condición y fuerza, lo que hacía que mis calentamientos (correr) se hicieran largos, después de unos meses ya podía estar en la corredora entre 30 y 40 minutos sin parar. Lo mejor es que todo este ejercicio poco a poco se veía reflejado en mi nivel de juego.

Por esos días, como parte de un proyecto para mejorar la ciudad, construyeron una vereda alrededor de un campo de golf que está a unas cuadras de los apartamentos, así que un buen día decidí salir (animado por mi esposa) a correr.

Tengo que decir que correr en una (maquina) corredora es totalmente diferente a correr en el asfalto, supongo que correr en la calle implica usar más músculos, hay más subidas y bajadas, tienes que evadir obstáculos, así que los primeros días fueron dolorosos.

Animado, porque los resultados se estaban notando, decidí informarme más acerca de competencias, técnicas y trucos para mejorar. Me sorprendió el número de personas a mi alrededor que se dedicaban a correr y lo tomaban como un deporte, mas que como una actividad complementaria. Solo en mi oficina encontré mas o menos 5 compañeros que corrían en diferentes categorías desde 5km hasta maratones.

La carrera más famosa por aquí es el "Peachtree road race" (6 millas - 10Km) y aunque no tenía mi entrada garantizada (los números se acaban rápido) empecé a prepararme para esa carrera. Por cuestiones del destino logre conseguir un número, resulto que una conocida no podía correr y tuvo que vender su boleto, el cual termine comprando.

Al principio no corría mas de dos millas y tenía que combinar correr con caminar, pero tenía cerca de dos meses para prepararme. Una amiga me paso una rutina y baje una aplicación (RunKeeper) para mi teléfono, con la cual podía medir mis tiempos y distancias, trataba de correr dos veces por semana pero se complicaba (y aun se complica) por cuestiones familiares; aun así pude prepararme lo suficiente.

El tiempo que logre en la carrera es el mejor que tengo hasta ahora, un 10% mejor de lo que normalmente corro. Definitivamente el apoyo de la gente te ayuda a seguir adelante. Ahora estoy más motivado quiero correr en otras competencias, puedo correr un poco más de 6 millas (10 Km) sin parar aunque no es suficiente para un maratón lo es para alguna carrera con obstáculos.

Siempre hice ejercicio pero nunca me di cuenta de lo que me gustaba correr, y eso que apenas voy empezando...


Saludos,
El Buho...

6 comentarios:

Ray dijo...

Yo soy fan de los deportes individuales y correr me gustaba bastante hasta que comencé a tener problemas con una rodilla. Así que ahora ya no corro tanto.

Deberías leer el libro de Murakami de "De que hablo cuando hablo de correr", tiene algunas reflexiones interesantes. Sobre todo porque correr es de alguna forma rutinario pero a la vez tu mente no deja de trabajar. Murakami habla un poco de eso, de lo que pasa por nuestras mentes y la verdad es que nunca había puesto antención a todo ese proceso.

Anónimo dijo...

would be a great memory in your life. Hope that you would happy everyday. Reading the post make me recall my childhood also full of joy and laugh. Welcome to speak out your mind toward my freshwater pearl jewelry and freshwater pearl
bracelet

Guffo Caballero dijo...

Ese Búho. ¿Cómo andas? Un abrazo, compadre.

Buho Buscador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Buho Buscador dijo...

@Guffo, hola! Me da mucho gusto que te des una vuelta por mi blog. Sigo leyendo tus "posts" del blog y twitter. Estoy bien, disfrutando otra etapa de la vida con mis hijas y mi esposa. La verdad el vivir fuera de Mexico me ha ayudado en muchos aspectos, no me mal entiendas, extranio y quiero a mi ciudad y pais, pero digamos que estar aqui me ha ayudado a crecer. Saludos!

Buho Buscador dijo...

@Ray, tengo ganas de leer un libro de ese autor, pero por el momento tengo otros en mi lista, entre ellos unos para cimentar mi carrera como arquitecto de software. Fijate que esto que dices "Murakami habla un poco de eso, de lo que pasa por nuestras mentes y la verdad es que nunca había puesto antención a todo ese proceso.", creo que es como decimos en el ambiente de IT, la mente se queda trabajando en background. Desde tu comentario trato de poner mas atencion en lo que pienso mientras hago ejercicio, y te puedo decir que me ayudo a perderle el miedo totalmente a nadar. Una vez que estaba nadando y empezaba a entrar en panico me acorde de tu comentario y analice lo que estaba pasando por mi mente, me di cuenta que eran tonterias que solo me estaba cerrando un buen de posibilidades, desde cambiar de estilo de nado, hasta regresar a donde podia tocar el fondo de la alberca que solo estaba a un par de metros. Creo que eso se puede aplicar a un monton de situaciones en la vida, a veces por miedo simplemente te cierras todas las oportunidades.